miércoles, 13 de febrero de 2008

San Valentín nunca funcionará

Inventos ridículos, si los hay, es celebrar el día de los enamorados y muchos “día de” más.

La esencia del 14 de febrero, según la costumbre anglosajona es pasar una velada romántica y maravillosa con tu media naranja. Obviamente, a partir de esto se gestó una movida comercial muy importante. También surgieron los detractores del día de Cupido, como el caso del sitio web Odio San Valentin, que contradictoriamente dice que la celebración consiste en una “movida de marketing”, aunque a la vez ellos venden unas simpáticas remeras para promocionar el sitio. ¿Visionarios del marketing del antimarketing? No, muchachos, eso ya lo inventó Mario Pergolini con su “rebeldía” y su programa "transgresor", donde piropean a Cristina Kirchner, le regalan anteojos negros a los famosos y algún piquito a las putarracas de la farándula (¡qué mérito! ¡idolos!)

Si embargo la velada romántica ideal continúa siendo una utopía de pareja. ¿Por qué? Simplemente porque una cosa es el agasajo romántico que soñaría la mujer y otra cosa muy diferente es el concepto que el hombre tiene sobre una noche ideal con su compañera. Para ilustrar las diferencias de conceptos, pasaré a mostrar un ejemplo del día de San Valentín ideal según un miembro de cada género.

Ellas

Ellos

Se siente agasajada si él le lleva el desayuno a la cama junto a un enorme ramo de flores.

Se siente agasajado si ella le trae el desayuno a la cama y el Olé deportivo.

Luego del desayuno, le encantaría que el le preparase de sorpresa un baño de inmersión con sales, música y velas.

Como se despertó al palo, aprovecha y le echa un mañanero, Se vuelve a dormir hasta el mediodía o mira algún partido de ligas europeas que no alcanzó a ver el fin de semana pasado.

Para continuar con su día soñado, le encantaría que él le cocinase carne de aves o pescado acompañado de verduras al vapor y salsa de queso crema light. La música: Sabina, obvio.

Mientras el cocina, ella agarra el celular y le cuenta a su mejor amiga: “!Casi se muero cuando lo vi aparecer con ese delantal y gorro de cocinero!”

Kilómetros de asado, vacio y achura. Animales varios: lechón, cordero y chivito.

Y nada mejor que tu mujer te haga el asado en tanga y tacos, mientras vos te bajas las primera botella de vino. La música: Horacio Guarany.

Mientras ella pone más brasas, él le dice; “Uh, amor le digo a los pibes que vengan también. Total hay carne como para los gauchos de Güemes (mientras le dice esto, le da una nalgada feroz que deja marcada la impronta de su mano en el descubierto glúteo de la muchacha).

Los pibes caen todos sin sus novias. Antes de que entren, él le dice: ¿Qué hacés en tanga? Ponete ropa… ¿o estás caliente con alguno de mis amigos?

Todos ellos se emborrachan y cuentan las anécdotas de siempre.

Apenas terminan de almorzar, él la invita a pasear. Al salir a la vereda, ella ve un mateo repleto de osos de peluche. Los caballos están pintados de azul y el cochero toca temas de Silvio Rodríguez en violín. Cuando ella se repone de la emoción, van a dar vueltas por el Rosedal.

Después de contar las anécdotas de siempre, él y los pibes improvisan un partidito de fútbol en la vereda mientras ella lava los 14 platos.

Cuando termina de lavar, ella los llama y le trae de regalo la Playstation que él tanto soñaba. Todos celebran eufóricos y llevan al anfitrión en andas. Mientras conectan la Playstation, algunos de los pibes van a buscar dos cajones de cerveza porque el picadito en la vereda los dejó con sed.

Mientras miran la puesta del sol, él le dice cuanto la ama y no dejan de besarse.

Él ganó varios partidos en la Playstation y ya se pudo comprar a Messi. Mientras, ella aparece con una picada para que acompañen los dos cajones de cerveza.

A la noche él la lleva a comer sushi a un restaurant japonés auténtico. Sobre el mantel escribe "Te amo" en japonés y le cuenta que estuvo practicando por semanas.

Él salió campeón del mini-torneo en la Play. Los pibes se despiden sin antes comentar que hacía mucho que no la pasaban tan bien. Ya agendan un día a la semana para juntarse a jugar siempre.

Después de la cena, vuelven a su casa. Apenas se acuestan dispuestos a hacer el amor, ella siente ruidos. Él se levanta, mira por el balcón y le dice que se acerque a ver lo que hay en la calle. La muchacha se asoma al balcón y los mariachis comienzan su serenata.

Ella lo invita a ver una peli y… sorpresa! Es una porno. Él ya la había visto antes a escondidas, pero lo que vale es la intención.

Prenden velas y hacen el amor como toda mujer sueña.

Ella le da el orto y se traga la leche.

Hacen el amor otra vez.

Él duerme.

Se dicen cuanto se aman y se duermen abrazados

Segundos después, despatarrado en la cama, él ya ronca como un burro. Con ese ruido infernal, nadie con sentido auditivo podría dormir. Ella no lo quiere despertar y se va a dormir al sillón.



Sea como sea su día ideal, pasen este San Valentín como mejor puedan. Y, ojota, pásenla bien con sus parejas el resto del año y todos los años.

Ahora les dejo un bolerito para apretar…

Get this widget | Track details | eSnips Social DNA

7 comentarios:

Anónimo dijo...

No se venden las remeras, las hicimos para regalarlas a los locutores de las radios y regalamos las que quedaron a lo primeros que subian videos. Laburamos en una agencia de publicidad e hicimos la pagina por diversion. Sabrás que en una agencia de publicidad se manejan millones de dólares, mira si vamos a querer lucrar con una remera pedorra. Asi que informate antes de decir cualquier cosa. Gracias.

Chango Glamour dijo...

Gracias por comentar amigo anónimo y millonario.
¿Me ragalás una remera?

m. dijo...

jaja buenísimo.

Chango Glamour dijo...

Gracias m.
Feliz San Valentín.

El Pasquín dijo...

Chango, muy bueno el cuadro comparativo, creo que somos todos muy básicos y entramos perfecto en esa calificación de día ideal.

San Valentín me parece una cagada al estilo "Noche de brujas" (no me acuerdo como se escribe en inglés) y jamás participaría de algo así...

saludos

Chango Glamour dijo...

Gracias por los elogios, pasquín.
De una forma u otra el cuadro refleja las diferentes visiones de la vida que tenemos hombres y mujeres. Pero explayarme en eso implicaría una reflexión muy profunda, como las que hace Jacobo Winograb cuando conversa con su barman de turno.
Por otra parte, Halloween al estilo yanquee me parece muy estúpido. Pero si hiciesemos una versión más criolla sería más divertido. Hay muchos personajes tenebrosos en nuestras leyendas populares: la llorona, el lobizón, el chupacabras, la salamanca, la lechiguana, Mandinga, la luz mala, el Familiar, el Pombero, el Niñito Moro, el basilisco, el alma mula, el curupi, coquena, Pitayovai, la Umita, Yasiyatere etc.
Ojalá conociésemos mejor nuestra cultura, así daría gusto disfrazarse.
Un abrazo

un servidor dijo...

¿Realmente "esa" mujer haría pareja con "ese" varón? Y bueno, entonces que se den los gustos a uno los años pares y al otro los impares (total, hoy un asado para 14 cuesta más que los mariachis, los peluches y el mateo)...

Anónimo odiador oficial (¿?) de SV: Al sitio yo lo encuentro ultra marketinero, con fondos de pantalla, remeras, y tantas cosas más que no dejan de PUBLICITAR su página web. Posiblemente, yo sea otro equivocado más (como tantos de los que vemos sus publicidades y no nos gustan ni las entendemos). También puede ser que uds estén tan metidos en su mundo de venta de mercancías que ni cuenta se den de la impronta ídem que le dejaron al sitio.
Igual, por una remera, yo negocio.