viernes, 22 de febrero de 2008

Políticos argentinos cornudos

El equipo de investigadores morcipolitanos salió por los pasillos y recovecos de despachos y oficinas para averiguar cómo reaccionaron los políticos más célebres cuando se enteraron que sus parejas les habían sido infieles. Claro que esto no fue tarea fácil, ya que los astutos políticos intentaron desviar el transcurso de nuestras investigaciones valiéndose de maniobras que fueron desde las amenazas, intentos de soborno y hasta propuestas sexuales indecorosas (para vos Adolfo “Y no C” que querías que te metamos esa enorme zanahoria). Sin embargo, los morcipolitanos somos astutos y supimos que todos los políticos se mostrarían bien predispuestos al momento de defenestrar la vida privada de sus archirivales. Y estas son las jugosas declaraciones que obtuvimos. Cabe aclarar que las fuentes nunca serán develadas y se han destruido todas las pruebas para mayor seguridad de nuestros informantes.

Blumberg: sumamente compungido fue ante el juez y le pidió el divorcio sin antes organizar marchas cada vez menos multitudinarias pidiendo fidelidad. Con muestras de entereza, sube al estrado para dar un discurso donde pide mano dura y justicia “…que le den como 30 años por adultera y si es posible que la apedreen y le den 80 latigazos. En este país no hay fidelidad. Y si llego a encontrar al que inventó las cárceles le doy pena de muerte porque gracias a esa idea ahora tenemos que mantener a todos los delincuentes que están presos”.

Cavallo: cuando se enteró que Sonia lo engañaba, dio una conferencia de prensa y lloró. Después se fue de putas a Italia y pagó con bonos de deuda del FMI. Acto seguido armó las valijas y se fue a dar Congresos sobre “Matrimonios felices para toda la vida” a Estados Unidos, Ecuador y Rusia. En estos eventos compara un matrimonio feliz con un modelo económico exitoso. A veces organiza charlas sobre “Matrimonios felices” junto a Hillary Clinton. Las charlas son bastante concurridas ya que los poco informados asistentes norteamericanos no saben que Mingo fracasó en ambas materias.

Macri: cuando se enteró que la Menditegui lo engañaba la secuestró en Casa Amarilla y se autopidió rescate. Adujo no tener esa suma de dinero y le pidió plata al viejo Macri para el rescate de Isabel. Con la guita que le dio don Franco le armó un gym y un spa a la Menditegui y la tuvo ahí hasta que quedó más buena que antes. Ahí llegaría el momento del usufructo así que llamó al amante de la adultera y le ofreció el servicio de acceder a visitas higiénicas con Isabel a cambio de una jugosa suma. También le propuso al amante que incorporase al proyecto y en calidad de socio a todas aquellas mujeres de su circuito íntimo y familiar: su madre, hermanas, su mujer, y otras amantes además de la Menditegui. A cambio, garantiza a las trabajadoras condiciones de trabajo dignas, en blanco y con obra social. El amante de Isabel acepta la propuesta, le paga a Macri sus encuentros amorosos con Isabel y además pone de trabajadoras sexuales a su madre, hermana, ex mujer y dos primas. Los pibes que concentran en Casa Amarilla dilapidan sus pocos ingresos en el burdel de Macri y su socio. Al tiempo Mauricio se desvincula del proyecto, y una vez obtenido el traspaso de la policía, ordena un allanamiento en Casa Amarilla y responsabiliza a su ex socio por todos los ilícitos. Finalmente confisca el burdel que él supo crear, le pone un cartel que dice “Cocodrilo” y se lo vende a Maradona.

Menem: cuando se enteró que la Bolocco lo corneaba simplemente negó todo: “Io no soi ningún coyupto… cornudo quise decir”.

Néstor Kirchner: cuando se enteró que Cristina lo cagaba llamó a Anibal Fernandez

Néstor: ¿Eshj verdad, Aníbal?

Aníbal. Y sí… lamentablemente sos el último en enterarte, Néstor. Igual no te calentés, ahora hacemos una encuesta con el INDEC y dibujamos unos números altísimos de infidelidad en el país, cosa que no quedes como el único cornudo.

Kirchner corta y llama a Cristina.

Nestor: Hola amor. ¿Eshj verdad lo que shjalió en todos los medios?

Cristina: Sí, Nestor, sí. Avivate.

Nestor: Pero amor, yo que te tuve shjiempre como una reina…

Cristina: Mira Néstor, si no pudiste agarrar el bastón presidencial correctamente… menos pudiste encontrarme el punto G.

Yabrán: cuando se enteró que su mujer lo engañó, simplemente le pegó un escopetazo en la cabeza. Buscó a una mujer parecida, y con la ayuda de cirugías, pelucas y pasaportes falsos se la llevó con él a la Polinesia. Al poco tiempo también le pegó un escopetazo a su “mujer clonada” porque le sacó una foto tomando sol en la playa.

Alfonsín: cuando se enteró que su mujer le adornó la osamenta salió al balcón y una vez más dijo la frase “la casa está en orden”.

Barrionuevo: todavía no se enteró que la Camaño le puso las guampas, pero si se entera le manda a su célebre asistente “El Rulo” para que la boletee y la entierre en Campana. No se rían. Esto es verdad.

Moyano: cuando se enteró que su mujer lo engañaba con camioneros de verdad, se puso su mejor camisa polo y a pesar de que eran las 4 am, llamó a Cristina Kirchner para una reunión urgente. Cuando se juntaron, Hugo dijo: Mirá, Cristina, si no me hacés un buen pete ya, mañana mismo empiezo con los paros generales y te desabastezco todo el país. A lo tuyooo…

De la Rúa: cuando le llegó la noticia de que su mujer lo engañaba pensó que era una joda para Tinelli, a lo que replicó: “Seguro que la mujer de ese muchacho, Laura, también lo engaña”. Cuando cayó en la cuenta de que Tinelli ya no hacia cámaras ocultas fue furioso a su casa para recriminarle el hecho a su señora, pero en el camino ya se olvidó a qué estaba yendo. Cinco horas más tarde, encontró el camino y llegó a su hogar, saludó a su señora con un beso en la mejilla y le pidió el diario y las pantuflas.

Duhalde: cuando se enteró que Chiche le metía los cuernos le chupó un huevo. Él no se anda con chiquitas. El cartel que pertenece no le deja tiempo para ocuparse de los tontos asuntos del corazón. No se rían. Chiche se siente sola y fracasada, y encima su archirival Cristina es presidenta pseudoevita y ella no. En cualquier momento se postula como nueva esposa de Yabrán.

Castells: cuando se dio cuenta de que los cuernos que le puso Nina no lo dejaban pasar por debajo de las pancartas hizo una huelga de hambre de 5 años y se dispuso a meditar sobre el asunto. Finalmente, se dio cuenta de que Estados Unidos es el culpable de todo y se fue a hacer un piquete a la embajada reclamando comidas rápidas para los hombres que ya no tienen mujer que les cocine.

Scioli: cuando todos se enteraron de que la Rabolini se serruchó a toda la Secretaría de Deportes, Daniel admitió, “No la culpo. Es que la hélice de la lancha no me cortó únicamente el brazo…”

Cristina: como en todo lo que hace, no fue nada original. Cuando se enteró que Néstor tenía el hábito de irse de putas a Comodoro Rivadavia, como muchas mujeres, se dedicó a reventarle la tarjeta a su marido, hasta que Néstor tuvo que aflojar con el cabarulo. De todas maneras Néstor la hizo muy bien y la puso de presidenta para poder irse a los puteros vip de Puerto Madero que el llama "cafés lietrarios". Sí, claro Néstor.


Esto no es todo, seguimos en las investigaciones. Si sabes de la reacción de otro político cornudo, no tenés más que dejarlo en los comentarios. Se garantizará total confidencialidad.

Chango Glamour
alguna vez cornudo, pero nunca chorro

No hay comentarios: