miércoles, 31 de octubre de 2007

Nanosegundos


Esta mañana leía Carlín, el diario de los argen-giles y no pude contener la carcajada al leer la trivial declaración del muchacho que tuvo un amorío y un hijo con la actriz portadora de cara de constipación eterna, Celeste Cid. Es más, los paparazzi alguna vez estuvieron a la caza de una foto de la actriz sonriendo pero abandonaron la empresa mientras se reeplanteaban si el motivo por el que la joven no sonríe es la carencia de piezas dentales. "Mi mujer tiene los dientes como perlas...escasos" dijo alguna vez Juan Verdaguer.


Al escuchar este disco increíblemente sincronizado con el tiempo que usted tarda en consumar el acto sexual, le queda una única opción: intentar escucharlo y al "no poder aguantar más", apagar el reproductor a los 30 segundos de la primera canción para admitir que tiene problemas de eyaculación precoz.


lunes, 29 de octubre de 2007

Yo no la voté



Felicitaciones a mis candidatos de Proyecto Sur por obtener el 1,6% de los votos
PD: Faltaron boletas en mesas de todo el país. La próxima vez lleven la boleta desde su casa. No al fraude. Caguemos a las mafias electorales desde arriba de un puente.

viernes, 26 de octubre de 2007

Maquiavelo

Faltan dos días para las elecciones. Al principio estaba preocupado, pero esta mañana ya descubrí qué hacer. Cualquiera sea el resultado, mi plan revertirá todo accionar político adverso a mis ideas. Es más, descubrí la forma de lavar el cerebro de los políticos para que pierdan su autonomía y actúen según mi voluntad, ideología y principios morales (todo esto sin coimas, claro está). Les lavaré el cerebro a todos, independientemente del partido que representen.

¿En qué consiste el atentado preparado? Es muy simple.

Me di cuenta de que cuando algo realmente me molesta, me descargo golpeándome la cabeza primero con la parte mas dura de la palma de la mano (la parte contigua a la muñeca). Pero cuando algo realmente me parece demasiado, la mano ya no me sirve y me golpeo la cabeza contra objetos de concreto (generalmente la pared). A partir de este mal hábito surgió mi plan. Me dirigiré a Plaza Congreso e incentivaré a la autoflagelación de mi propio cráneo. Para esto procuraré llevar el material adecuado (puede ser discursos políticos de la última campaña o discos de nuevas bandas producidas por Santaolalla). Una vez allí, cabecearé todo tipo de objetos contundentes y finalmente, realizaré un clavado desde lo alto del monumento a los Dos Congresos. El impacto de mi cráneo contra el suelo desparramará mi masa encefálica, que segundos después les servirá de alimento a las históricas palomas de Plaza Congreso. Así, la especie colombófila actuará como vector transmisor de mis ideas. De ahí en más sólo quedará esperar a que defequen sobre la cabeza de diputados, senadores y peatones comunes. La materia fecal de este animal entrará en contacto con el cuero cabelludo de nuestros políticos y le transmitirá por osmosis todas mis ideas, valores éticos y morales, y métodos de raciocinio. Yo, para ese entonces sin cerebro, viviré feliz y sin preocupaciones en el mundo perfecto que he creado. ¡Lo lograré!



What a wonderful world!
Louis Armstrong Wh...

miércoles, 24 de octubre de 2007

La pava de Rolando

Todavía no puedo creer cómo un hecho condujo al otro. A veces es increíble como a partir de algo cotidiano, se puede generar una anécdota digna de contar por este medio. Lo cierto es que sucedió y lo tengo registrado.

Todo comenzó una mañana primaveral en que me disponía a iniciar la jornada laboral con el habitual mate. Generalmente, un argentino no necesita más explicaciones sobre el procedimiento para preparar esta infusión pero en este caso debo detenerme en el primer paso de este ritual pues apenas retiré la pava del fuego se precipitaron los hechos que dieron origen a esta anécdota. Todos sabemos que traspasar el agua desde la pava hacia un recipiente de calabaza no es ningún acontecimiento inverosímil salvo excepciones. Lo que sucedió es que al servir el agua, la tapa de la pava de cerámica se desplazó lo suficiente como para permitir la fuga del vapor de agua hacia la mano de la persona que sujetaba el asa del artesanal objeto (yo). El trágico hecho finalizó cuando la pava se precipitó sobre el suelo para inmediatamente estallar en miles de pedazos y quemar no sólo la mano del fallido cebador sino también los pies poco protegidos por el par de frescas ojotas hawaianas. El infortunio fue coronado con la invocación a todo vocablo relativo a meretrices y deposiciones fecales.

En ese momento me di cuenta de cuán miserable puede ser la existencia de un ser que ha perdido su pava. Y ese sentimiento apesadumbrado se acrecentó cuando tuve que calentar el agua del mate en una olla de acero inoxidable. Entonces comencé a hacerme preguntas. ¿Cómo podría revertir esa mísera situación antes del mate de la tarde? ¿Debería salir en busca de una pava a un bazar? ¿Cuánto debería pagar? Seguramente el comerciante se daría cuenta de mi desesperación y me aumentaría el precio sobre la marcha de las negociaciones. ¿Y si mandaba a alguien? No. Si mandara a alguien a comprarla seguramente me traería una pava de mierda, de esas que juntan sarro o las pavas silbadoras con un pico tamaño damajuana que hace imposible la tarea del cebador. Entonces tuve la innovadora idea de comprar por Ebay una pava usada, ya que estimaba que seguramente existiría alguien que debiese dejar el hábito de tomar mate por problemas gastrointestinales.

Decidí conectarme al sitio de comercio electrónico con las esperanzas de encontrar alguien dispuesto a vender a un precio ínfimo el objeto que yo tanto necesitaba. Entré al sitio y busqué "pava" + Argentina. ¡Un resultado encontrado!

¡Pero queeee! El precio era de 20.000 dólares. ¿Acaso se trataba de algún argentino piola que las exportaba como objetos de colección? ¿Qué podría justificar ese precio? ¿Cebará mate de forma automática mientras recita los consejos del Viejo Vizcacha? ¿Tendría otras funciones útiles como hacer superpanchos a las 3 am y depurar esa misma agua para hacer mate a la mañana siguiente?

Me invadía la curiosidad. Algo me resultaba a la vez familiar y sospechoso. Fue entonces que logré contactarme por Messenger con el vendedor.

Chango Glamour dice:

hola

Lanny dice:

Hola. Como estas

Chango Glamour dice:

Bien. Te contacto por el tema de la venta de la pava. El precio de venta es de USD 40.000 o lo pusiste mal?

Lanny dice:

Sí, si. El precio es ese. Pero no está a la venta...

[Pensamiento: Aquí cabían dos posibilidades: o el vendedor no estaba en sus cabales o ya alguien había comprado la pava (obviamente también fuera de sus cabales si es que pagó esa cifra).]

Chango Glamour dice:

Ahh ¿ya la vendiste? Bueno disculpá la molestia

Lanny dice:

La pava sigue en venta pero no para vos.

[Pensamiento: Por un lado sentía alivio de que ningún desquiciado hubiese abonado esa suma por el objeto en venta. Por el otro, intuía que estaba a punto de corroborar algún tipo de trastorno mental por parte del vendedor.]

Chango Glamour dice:

Pero yo podría pagarla si me demostrás que la pava lo vale…

Lanny dice:

Mirá, en realidad me interesa que la compre una sola persona a ese precio.

Chango Glamour dice:

¿Es una pava silbadora? ¿Una pava común y corriente?

Lanny dice:

Sí. Pero el precio que tiene es afectivo.

[Pensamiento: Diagnóstico: síndrome depresivo. Seguro que la pava era de su ex y la dejó olvidada en el departamento que compartían. Ahora él quiere recuperar la pava y el amor perdido. Quizás la venta es ficticia, una demostración romántica como el tipo que compra el hipopótamo por medio millón de dólares en esa película…¿Propuesta indecente era? Y yo estoy perdiendo el tiempo acá como un boludo. Sí es así que se meta la pava en el culo y el hipopótamo de Propuesta indecente también.]

Chango Glamour dice:

Ahh ¿Pero para mi sólo sería una pava común y corriente o tendría el mismo valor afectivo?

Lanny dice:

Esta pava sólo tiene ese valor afectivo para una sola persona. La usaba mi ex para hacer té verde.

[Pensamiento: Ja! No sé nada. Ahora el boludo me va a decir que la extraña y toda esa sarta de pelotudeces de despechado… ¿que LA extraña? ¿y si LO extraña? Quizás es flor de puto el vendedor… a ver si me quiere levantar por msn. Mejor le corto el rostro ]

Chango Glamour dice:

Ok.

Lanny dice:

Esa hijadeputa fue lo único que me dejó cuando se las tomó. Y la muy culo roto me la mandó a pedir con la putarraca de amiga que tiene. Ni en pedo! Si la quiere, que la pase a buscar o que me garpe lo que le pido por Ebay.

[Pensamiento: Ahh, no. Le erré fiero. El tipo la odia a la ex. Seguro que es flor de cornudo. Ja! Cuanta miseria humana...pelearse así por una pava de mierda, y encima tener a la pava de mierda de rehén! Espero que no tengan hijos o mascotas.]

Chango Glamour dice:

Ah, perdóna. No sabía que se la vendías por venganza o represalia. Bueno, pensalo, yo te ofrezco $30. Si cambiás de opinión, avisame.

Lanny dice:

Perdoname vos el exabrupto. Esta situación me dejó mal. Estoy como si me hubiera agarrado Tyson.

[Pensamiento: Esa frase me suena...¿no lo conoceré a este tipo? Habrá que sacarle información]

Chango Glamour dice:

Ja. ¿Te gusta el boxeo?

Lanny dice:

Sí, me apasionaba de joven. Después empecé el periodismo y la radio…

Chango Glamour dice:

Ja. Deberías boxearla a tu ex jajaja. Che ¿y sos periodista deportivo?

Lanny dice:

Ajaj Sí, la mataría… Deportivo no. Soy periodista de actualidad.

[Pensamiento: mmm Me parece que sé quién es. Jaja ¿estaré chateando con un famoso? Una vez intenté agregar a Gisela Barreto al Msn pero nunca me admitió]

Chango Glamour dice:

Ahh. ¿Vos sos conocido, no? Sos el de este programa… no me sale el nombre…

Lanny dice:

RH Positivo.

[Pensamiento: Jaja mirá quien vengo a encontrar. Seguro que en un rato me pone en “No Admitir”]

Chango Glamour dice:

Ahh. Eso. Un gusto. Mi vieja te escuchaba cuando estabas en Continental… ¿che no me querés vender la pava, no? Se la podría regalar a mi vieja. Se va a poner chocha cuando sepa que era tuya

Lanny dice:

No, gracias. Lo de la pava por ahora es un asunto mío y de mi ex.

Chango Glamour dice:

Sí, te entiendo. Me enteré la noticia de la separación en el diario, pero mucho no les creía. No me imaginaba que vos y tu mujer que tienen tanta espiritualidad se iban a pelear así por 20000 dólares.

Lanny dice:

Yo tampoco. La gente cambia.

Chango Glamour dice:

Claro. Además se los veía tan bien juntos. Siempre en pelotas en la tele y ella luciendo su original corte de pelo... ¿Cómo se llama tu ex? ¿Eunuko?

Lanny dice:

Emiko.

Chango Glamour dice:

Además vos siempre investigas sobre el sexo tántrico. Estoy seguro de que no había problemas sexuales en la pareja. Pero bue, las mujeres son inentendibles.

Lanny dice:

Sí, pero eso ya es parte del pasado.

Chango Glamour dice:

¿y no sabés dónde se metió Eunuko? Agarró los USD 20,000 de la caja feurte de tu propia casa y se mandó a mudar. Justo en estos tiempos de inseguridad. Mirá si cuando ella escapaba del barrio privado con tu plata la asaltaba algún chorro. No ves más la guita. Con la inseguridad que hay, todo es posible. Casualmente el otro día escuché la entrevista que le hiciste a Bloomberg. Muy interesante ¿Va seguido a tu programa, no?

Lanny dice:

Sí, con el ingeniero somos amigos.

Chango Glamour dice:

¿Pero es ingeniero al final o no?

Lanny dice:

Creo que le faltan algunas materias.

Chango Glamour dice:

Ah. Ok. Lanny otra pregunta sobre la pava. ¿Es de esas pavas silbadoras que tienen un pico enorme que en cada cebada te arroja cinco litros de agua sobre la yerba y la lava al tercer mate. ¿No trae algún pico adaptador?

Lanny dice:

No, no trae. El pico es ancho. No tiene adaptadores. Mi ex la usaba para hacer té verde.

Chango Glamour dice:

Ah. Bueno, Lanny. Lo voy a pensar. Cualquier cosa te aviso.

Lanny dice:

Bueno, pero vos tampoco te hagas ilusiones. Prefiero vendérsela a Emiko. Un abrazo.

Aquí Lanny se desconectó y nunca más volvió a iniciar sesión. Creo que me borró. Es una lástima porque le quería avisar que en la foto que sacó de la pava se ve su reflejo y muchos podrían ver que está en bolas. Se hubiese puesto contento. Yo por lo pronto sigo sin pava.



Chango Glamour

RH Negativo

lunes, 22 de octubre de 2007

Blog Action Day según Kristina Elisabeth

El pasado 15 de Octubre fue el Día de Acción del Blog, donde se unieron más de 10.000 bloggers en todo el mundo para atraer la atención hacia una causa común: El Medio Ambiente. El cambio climático es uno de los mayores desafíos que afrontamos, y es por eso que necesitamos de un esfuerzo global, que va desde las organizaciones más grandes hasta cada uno de los bloggers, para tratar, detener o revertir sus efectos.
Al parecer, en epoca electoral Kristina Elisabeth no dejó pasar la oportunidad de obtener el voto de los ambientalistas y mostró su visión de las bondades del reciclaje.


Solidaridad con los indecisos



Por fortuna, esta vez Chango Glamour tiene su candidato en serio. Obviamente no es la frívola Cristina, tampoco la gorda Carrió ni Lavagna, muchísimo menos la temible dupla So-bitch y Asis; tampoco es el bulldog, ni hablar del impresentable Rodriguez Saa y su pegadizo jingle demagogo.
Por esta vez, el candidato de Chango Glamour es Pino Solanas. Y en caso de que se produzca el milagro del ballotage, el voto morcipolitano será anti-oficialista.
Sin embargo, alguna vez fui un indeciso e impugné o ni siquiera me presenté a votar. Otras veces vote "en contra de". Es por eso que a quienes no encuentren a su candidato o permanezcan en la apatía política post-alianza, les facilito este hermoso panfleto de promoción a introducir en las urnas.
Mi solidaridad y condolencias para quienes aún no encuentran candidato.

PD: Una joyita.

Notero Kaiga Quien Kaiga: Hola Cristina, blabla bla (bla bla = adulación)
Kristina Elisabeth: Hola. ¿Y Gonzalito? (notero oficilista KQK)
Notero Kaiga Quien Kaiga: Está en Paris con los Pumas.
Kristina Elisabeth: ¿¿EN PARIS?? !¿En serio?! Noooo, lo odio. !Qué envidia!

Se vienen los Kroissants con champán...

viernes, 19 de octubre de 2007

Descubrimiento Morcientífico

Existen varios hechos irrelevantes que la ciencia corrobora una y otra vez. Además, lo curioso reside en que son realidades que conocemos por instinto. Son hechos casi obvios, como asegurar que el ejercicio es bueno, fumar es perjudicial para la salud, Pi es 3,1415 y E=mc2. Sin embargo, este tipo de investigaciones sigue manteniendo ocupados a los científicos.
En mi caso, compruebo uno de estos obvios descubrimientos cada vez que veo a ciertos caninos junto a su propietarios. En general, esto no sucede con los perros de un grupo familiar sino con aquellos que son propiedad de un individuo para el que la mascota constituye su única compañía. Y otro hecho curioso es que esta siombiosis sólo se presenta en la combinación perro-humano; aún no se han registrado coincidencias entre la apariencia del humano y otros tipos de animales domésticados ya hace siglos como el gato, el canario, la llama, los peces y las tortugas.
Como decía en el párrafo anterior, la evidencia del hecho es tal que hasta ha sido trasladada a célebres publicidades de alimentos para perros.



Ahora bien, esta gráfica logra arrancarnos una sonrisa que esbozamos sin ningún impedimiento, en la vida real muchas veces hemos tenido que mordernos los labios cuando alguien nos presenta a su mascota que luce exactamente igual a su presentador y dueño.
Esto fue lo que nos sucedió el fin de semana pasado cuando nos encontramos con el lanchero Tito (a quien apodamos Matt Sorum debido a su parecido con el baterista de Guns and Roses).
Matt Sorum habitualmente nos lleva a pescar a una isla en Ibicuí pero esta vez decidió embarcar a su fiel y navegante mascota a la consigna de:

"Dale maricón, no seas cagón. Vení, subí, vamos".

El híbrido de pequinés lo miró sin comprender una sola palabra. Luego, Matt Sorum siguió con muestras de afecto hacia el cuadrúpedo. Lo alzó, lo beso, lo acarició y lo dejó a bordo de la enorme lancha.
No fue hasta pisar tierra firme que tuve que contener las carcajadas.


Click en la imagen para agrandar ;)

¿Y los asiáticos qué?

Como introducción, les dejo la opinión de este disparatado científico:

"Los blancos son más inteligentes que los negros”
Lo afirmó James Watson, un premio Nobel de Medicina

LONDRES (ANSA).– El premio Nobel de Medicina estadounidense James Watson volvió a provocar ayer una fuerte polémica al afirmar que las personas de piel negra son menos inteligentes que los blancos, y calificar de falsedad “la igualdad de poderes de razonamiento” entre europeos y africanos.

¿Tanto dinero invertido en ciencia para esto?
Ahora digo, si todos le vamos a dar rienda suelta a la pelotudez, miremos el video de este pequeño prodigio y concluyamos con el siguiente interrogante. ¿Los asiáticos dominarán el mundo y esclavizarán a blancos y negros por igual?

Yo no puedo hacerlo ni con una sola viola :(

miércoles, 17 de octubre de 2007

Feliz Perón

A las 7:30 el despertador dio comienzo a los últimos agónicos minutos de la transición horizontal->vertical. La ausencia de luz solar en la habitación intensificaba la agonía. "¿Qué pasó? Son 7:40. Hay que salir cagando". Fueron 10 minutos extra de agonía, pero reconfortantes. Por un momento pensé que había dormido dos horas más. Me asusté. Puse la pava en el fuego y la dejé mientras intentaba que el agua de la canilla fría despegase tenaces lagañas y actuase como un paliativo para la somnolencia. Volví a la cocina y el vapor de agua ya estaba emprendiendo su vuelo hacia la condensación. Tomé el té rápido, soplando antes de cada sorbo. No había tiempo para esperar a que se enfriase. Comí galletitas. Me puse el saco. Es primavera pero las mañanas todavía son frescas. Olvidaba las llaves que estaban sobre la mesa de la cocina. Volví a buscarlas. Salí a la vereda. Cerré la puerta. El día era diáfano. Espectacular. Pero hacía calor. Abrí la puerta. Entré y dejé el saco sobre la silla. Cerré la puerta. Tenía sueño. Por suerte no hablaría con nadie hasta dentro de media hora. Había mucho sol. Muchísimo. Los días son cada vez más largos. "Lo único malo del invierno es que oscurece muy temprano", pensé.

Llegué a Corrientes para tomar el subte. Ya no había sol, sólo tubos fluorescentes.

Había tres personas en la cola. Siempre maquillada y bronceada, las atendía la simpática boletera cincuentona que dice “Buen día” y a veces sonríe con la ayuda de los bronceados surcos de sus facciones de pasa de uva. A su lado, la boca de expendio de la boletería sin clientes. Atiende una argentina que tiene el aspecto de una norteamericana deportada. Su cabello es corto, al estilo pin y pon, y tiene claritos rubios (en realidad sus cabellos color rubio son más que los castaños). Usa anteojos de marco grueso. Es obesa y sus gruesos brazos estaban sosteniendo su bagaje de kilos que se inclinaban sobre el mostrador, ligeramente hacia el costado en que se encontraba su compañera. Miraba algo. Hace poco que la obesa atiende allí.

Pasé a la boca de expendio vacía y deposité allí mis monedas. Como la obesa no tiene la costumbre de saludar, sólo me limité a decir "dos" para que me suministrara dicha cantidad de boletos. Pero parecía que el milagro iba a producirse. Vi como los labios de la ballena comenzaban a contorsionarse para vociferar algo. Podría oír su voz de sirena. Me saludaría y quizás por mucho tiempo ambos tuviésemos a alguien a quien saludar en las mañanas. Entonces, la nereida excedida en lípidos dijo con un ánimo digno de Poseidón “Esta boletería está cerrada”, cosa que no me molestó hasta que un segundo más tarde su canto de ballena dijo "¿No lees el cartel?". En ese momento pensé “Gorda de mierda y malcogida. Seguramente tu marido te mantiene a más a dos metros de distancia valiéndose del uso de un palo de escoba con un clavo en la punta a modo de arpón, instrumento improvisado que guarda con recelo para punzar tus horribles carnes de manatí, y al que le agradece por mantenerte a distancia cada vez que deseas acercarte con intentos de apareamiento y/o aplastamiento… no puedo creer que la gorda cajetuda se haya tomado el trabajo de poner el cartel, paradójicamente para no trabajar. ¿Quién carajo te pensás que lo va a leer a esta hora?

Pero el protocolo pudo más y me limité a filtrar la sarta de metáforas cetáceas, a lo que simplemente argumenté: “¿Sí está cerrada por qué no le cerrás la boca de expendio? ¿No ves que nadie ve tu cartel? Fue una contestación no tan descriptiva de la anatomía de mi inesperada interlocutora. En realidad su exceso de kilos sólo representa un agravante a su escaso empeño laboral. Pobre gorda de mierda.

Pasé a la boletería de al lado, compré mis boletos, seguía puteando a la gorda culo aplastado y mientras leía la fecha en mi reloj; así entendí porque el día era diáfano y el culo de la gorda se esforzaba menos de lo usual.

Hoy es 17 de octubre. Hoy es un día peronista.

Deportivo Perón 2 - Náutico Scioli 1

viernes, 12 de octubre de 2007

No hay nada que festejar



MORCIPOLITAN le da la espalda a todo festejo o conmemoración del 12 de Octubre y a sus hipócritas denominaciones
"Día de la Raza" o "Encuentro de dos culturas".

Amateur




Para los que se preguntan cómo graban algunos artistas de la talla de Ileana Calabró.
Personalmente, la técnica del batero me hace acordar a Charly Alberti, y la composición, a la de Soda, claro está.

domingo, 7 de octubre de 2007

Babelmo

Como era usual, los parroquianos se habían congregado otro sábado por la noche en la minúscula parrilla de Carlos Calvo al 400. Ninguno de ellos posee un registro de los años que hace que se conocen, ni cuándo fue que cada uno de ellos llegó al lugar por primera vez. Mucho menos recuerdan en qué circunstancias. Tampoco saben cuál fue su primer tema de conversación, ni el segundo, ni el tercero. Lo cierto es que, sin proponérselo, se ven casi todos los días pero se saludan con el fervor de amigos que no se ven hace años, quizás la misma cantidad de años que transcurrió desde que se acercaron por primera vez al local y le pidieron alguna delicia culinaria criolla al parrillero que en aquel momento les resultaba un ser anónimo, sin nombre, sin familia y sin cuadro de fútbol. Desde la ventana del tiempo han visto cambiar al barrio de San Pedro Telmo, pero su hospitalidad sigue constante para todas las nuevas caras porque saben que todos ellos en algún momento fueron una cara nueva en el diminuto local. No son reacios a las caras nuevas ni a los cambios, salvo a algunos cambios tácticos de los D.T. de turno. Lo cierto es que la década del 90 les trajo la dádiva de la televisión por cable y, por ende, la transmisión en directo de encuentros futbolísticos y pugilísticos, y de algún otro partido de fútbol que por inesperadas circunstancias también contempla la disciplina de los guantes. Por otro lado, la televisión postergó a los medios gráficos. Ya quedan en el recuerdo las revistas deportivas que hoy adornan las paredes del local y rememoran las glorias pasadas de los clubes de cada parroquiano. El comienzo de siglo también trajo la devaluación y sus cambios en el barrio. Hoy en día, les resultaría extraño no ver algún gringo deambulando por la calle Defensa. También se han acostumbrado al paso fugaz por la parrilla de artesanos de peinados raros y de jóvenes de ropa extrañamente combinada, generalmente cineastas o productores. Y como caballeros que son, han sabido darle el lugar a la mujer en ese establecimiento, a tal punto, que quien hoy está codo a codo sacando chori, vacío y mondiola, es la mujer del parrillero.

Todos estos universos convergen en 25 metros cuadrados. Los parrilleros tienen a punto distintos cortes magros para que el cliente no tenga que esperar demasiado. Los habitués del lugar, degustan con infinita tranquilidad su vino tinto con soda mientras dejan que el televisor siga transmitiendo el aburrido Gimnasia - San Lorenzo. Salvo ante el grito de gol con el que el relator anunció el empate del equipo de La Plata, permanecen indiferentes tanto al televisor como a cuatro jóvenes extranjeros acurrucados en el último espacio libre debajo del aparato que cuelga del vértice del local, humanos y máquina tratando de encontrar su propio lugar ante el aglomeramiento. Si bien los cuatro comensales son de orígenes diferentes, el inglés es su lingua franca. Y mediante este idioma expresan su fascinación. Primero hablan de las bondades de los cortes magros argentinos y de lo que, para los parámetros de sus bolsillos, representa un ridículamente escaso monto a abonar. No dejan de repetir este monto, como para corroborar que no están cometiendo algún error de cálculo: “fifty one pesos”. Luego viene la comparación con los costos gastronómicos en sus respectivos países. Pensar en los menús que por ese monto obtendrían en sus respectivas naciones les causa gracia: “you only get shit for that money”.

Llega otro de los muchachos de la barra local y luego de los rigurosos "quiacé" y el sucesivo abrazo con resonantes palmadas en la espalda, comienzan a palpitar el superclásico del día siguiente. El recién llegado es hincha de River pero no le tiene mucha fe a Pasarella. Dice que si pierde “se tiene que ir”. Y así prosiguen comentando los partidos de fútbol de ascenso que vieron esa tarde. En el aire, sus “orsai”, “corner”, “ful” y “referí" se entrelazan con la pronunciación anglosajona de “chori”, “morcilla” “vacío”, “pesos” y “nueve de julio”.

Al mismo tiempo, la emergente oferta nocturna del barrio hace presentes en el lugar a dos jóvenes y la novia de uno de ellos. La conversación sobre directores de cine que venían hilando queda interrumpida al momento en que uno de ellos indaga sobre sus preferencias en el menú.

Finalizó el partido del sábado por la noche. Los parroquianos se burlan del disgusto del D.T. Ramón Díaz. Finalmente termina la transmisión del encuentro y un comercial anticipa el superclásico. Uno de los comensales angloparlantes les comenta a los demás que al día siguiente iría a ver el partido y que le gustaba Boca. Dijo que al igual que el Sao Paulo en Brasil, “Boca is a cult”.

El matrimonio parrillero seguía en sus peripecias para proveer refrigerios y despachar rápidamente a los clientes que hacían pedidos “al paso”, mientras al mismo tiempo conversaban con los habitués que de vez en vez solicitaban algo más para beber. Pero hacer todo esto en el limitado espacio entre el mostrador, los cajones de cerveza y las brasas ardientes no es tarea fácil. Entonces, en esos momentos, uno de los habitués pasaba detrás del mostrador y asistía al matrimonio.

Mientras tanto, el turno del fútbol ya había pasado y alguien ya había sintonizado "Combate Space" porque esa noche peleaba el hijo de Coggi. “Al rubiecito ese lo van a hacer pelota”, comentó alguien.

Los jóvenes de vestimenta extrañamente combinada decidieron qué era lo que cada uno iba a pedirle a la dupla parrillera, pero como la mujer estaba cobrándoles a los felices y despilfarradores extranjeros y su marido había sumergido media humanidad en la heladera para reacomodar bebidas y chorizos, salió al cruce uno de los espontáneos clientes-ayudantes. Al notar que quien lo estaba atendiendo era parte de la clientela, el joven abrazado a su novia le comentó al parroquiano: “no pensaba que estuviese atendiendo”. El parroquiano sonrió y le dijo: “es que son amigos y cuando hay mucha gente yo los ayudo a atender. Es por buena onda, nomás". A todo esto el joven quiso hacer gala de cuán ilustrado era y respondió: “Está bien que sea altruista”. Seguramente, al parrillero/cliente el término le sonó tan ajeno al castellano cómo las conversaciones de los cuatro extranjeros que minutos antes se había retirado casi eufóricos del establecimiento. “¿Qué?”, preguntó por si no había entendido bien debido al volumen del televisor y al rumor constante de las conversaciones de sus compañeros. El joven repitió: “Que está bien que sea altruista”. Esta vez, la palabra en cuestión se escuchó en todo el minúsculo recinto. Muchos siguieron indiferentes al igual que si hubiesen escuchado otro idioma, otros seguramente entendieron “delarruísta”. Finalmente, el espontáneo parrillero suplente, con mezcla de vergüenza y disgusto porque el pibe le hablaba en difícil decidió poner un manto de piedad sobre la situación y concluyó: “Sí. Lo importante es la buena onda”.
Todo siguió con normalidad.

Chango Glamour

miércoles, 3 de octubre de 2007

MORCIPOLITAN CONTRA LA ANOREXIA

Semanas atrás vimos como los medios reflejaban la controversia que había generado una campaña contra la anorexia. Las imágenes mostraban desnuda a una “modelo" francesa que sólo pesa 31 kilos.

La idea del fotógrafos Oliverio Toscani, conocido por sus polémicas campañas con la marca Benetton, y ya ha conmocionado a la opinión pública italiana por su crudeza, como ha suscitado las críticas por parte de algunas asociaciones.

Entre las opiniones a favor de la cruda campaña, podemos mencionar la de la ministra italiana de Sanidad, Livia Turco, que explicó que este tipo de iniciativas "pueden abrir eficazmente un canal comunicativo original y privilegiado con el público joven, a través de un mensaje de gran impacto idóneo para favorecer la toma de responsabilidad hacia el drama de la anorexia".

Por el contrario, la presidente de la Asociación para el Estudio y al Investigación sobre la Anorexia, Fabiola De Clercq, consideró una "exageración" mostrar ese cuerpo "de esa manera tan cruda". Y añadió que "en las chicas enfermas no suscita algún efecto positivo" ya que "muchas de ellas pueden tener envidia de la delgadez de esta joven".

Es por esto que para terminar con la polémica y para el beneplácito general, MORCIPOLITAN inicia su propia y acertada campaña contra la anorexia.

La modelo en cuestión no es otra que la declarada morcipolitana ilustre, símbolo de la mujer natural y de la exhuberante belleza, eterna e indiscutida bomba sexual:
ISABEL “COCA” SARLI

NO A LA ANOREXIA.












Isabel Sarli, morcipolitana ilustre.


Chiche Gelblung perfeccionó su “Máquina de la Verdad”

El (tristemente) célebre periodista Samuel "Chiche” Gelblung, quien durante años utilizara la conocida técnica del polígrafo durante sus entrevistas a famosos de dudosa índole, como Marta Holgado (la “hija" de Perón) y el curandero televisivo Ricardo Schiariti entre otros, ha perfeccionado su método a tal punto que logró que un subtitulado refleje los verdaderos pensamientos del entrevistado.

Al parecer, Chiche consiguió inversionistas extranjeros que subvencionaron el desarrollo del producto que hace pocas semanas fue patentado en los Estados Unidos.

Los primeros resultados fueron revolucionarios. Fue por esto que el dispositivo ya se ha puesto en práctica en casos en que discernir la veracidad de las declaraciones resulta evidente. Al igual que en las primeras pruebas, los resultados fueron de una exactitud contundente.

En el siguiente video vemos la prueba realizada sobre un político norteamericano, el republicano Newt Gingrich, quien al referirse al crecimiento del idioma español y de la comunidad hispana en los Estados Unidos declaró que debería reemplazarse la educación bilingüe por un programa cursos intensivos de inglés “el idioma de la prosperidad y no el idioma de los que viven en un gueto”. Sin embargo, semanas más tarde Gingrich debió retractarse y pedir disculpas; desafortunadamente (para él), lo hizo a través de un video en el que pide disculpas en español. Gingrich nunca imaginó que ya se había creado la "Máquina de Chiche".
Por otra parte, fuentes no oficiales comentan que se intentó traer una de estas máquinas a Argentina pero lamentablemente fue inmediatamente destruida en Aduana.

En cuanto al señor del video, no queda más que decirle: "Nuit, güi espik ior langüish"

lunes, 1 de octubre de 2007

Pensamiento científico

"Los hombres cuando están solos, ¿de qué hablarán?"

Esta y sus infinitas variantes gramaticales e idiomáticas conforman la pregunta que una y otra vez se formulan las mujeres durante diversas actividades de su cotidiano, cuando se duchan, cuando toman un café con una amiga, cuando cuidan niños propios o ajenos, cuando salen con las chicas y hasta en sueños. Y dicho morbo no acarrea ninguna aspiración a alcanzar una sublime revelación; tampoco canaliza la angustia de no comprender al sexo opuesto ni es una actitud chismosa ya que no apuntan a ningún hombre en particular sino a la aplicación del mero pensamiento inductivo por empirismo. Creo que el hecho que lleva a la formulación de esta pregunta es la simple curiosidad, casi me atrevo a decir, el paradigma de la curiosidad injustificada. ¿Qué podría hacer una mujer con esa información? ¿En que cambiaría su actitud hacia el género? ¿en qué cambiaría este conocimiento a la fémina? El hombre (no la humanidad) sabe que aunque se le revelase este conocimiento, le sería tan útil como saber qué porcentaje de invitados en una fiesta prefieren usar bidet o papel higiénico y quiénes conforman cada grupo. Y si tuviese que arriesgar cuáles son los temas de conversación que el otro género prefiere tratar bajo el hermetismo de una reunión privada de congéneres, arriesgaría con menor entusiasmo que si le preguntásemos cuál de sus dos oídos contiene más cera en ese momento.

Lo cierto es que aquí no se revelará a las lectoras la sumatoria de premisas de una de estas epicúreas reuniones masculinas , pero si se les ofrecerá, a modo de muestra gratis, una azarosa conclusión:

“Las mujeres no se enamoran de uno por lo que es. Las mujeres se enamoran de uno porque tienen ganas de enamorarse.”

A los muchachos.