viernes, 28 de septiembre de 2007

Atahualpa Yupanqui

Ata: venir

hu: lejos

alpa: tierra

Yupanki: decir algo

"Viene de lejas tierras para decir algo".

Es la supremacía de la sencillez de la tierra hecha canto.

El sonido de sus dedos deslizándose por el diapasón para terminar en un vibrato de cuerdas viaja a la casa de mi abuelo, cada domingo 2 de la tarde, cuando escuchaba en la radio el Cerno de Atahualpa Yupanqui, después de que toda la familia había compartido el asado. La voz del viejo Atahualpa se confundía en el ensueño de la siesta, las frescas dos décadas de sombra de la parra, y finalmente, la intermitente presencia del perro Tupac, que me lamía la cara y se recostaba a mi lado.


Dedicado a la memoria de mi abuelo Casiano Adolfo González Vizcaíno (Don González) y a toda la rama genealógica de mis ancestros vascos.

Chupin de Chango Glamour

Llega el fin de semana y esto representa la mejor oportunidad para llevar a cabo los ensayos culinarios de mayor creatividad.

Aquí les paso la receta de mi autoría.


Ingredientes para ocho a diez personas:

  • Pescado: Aproximadamente un kilo y medio de pescado (en trozos de 5 cm, sin escamas o piel).
  • 6 cebollas grandes,
  • 1 atado de cebolla de verdeo
  • 3 kilos de tomates
  • cuatro morrones (rojo y verde o del mismo color),
  • 2 kilos papas medianas,
  • 1 kilo de zanahoria
  • Aceite de oliva
  • Limón,
  • Laurel
  • Tomillo
  • Romero
  • Comino
  • Sal
  • Azúcar

Acompañamiento:

  • 6 tazas de arroz
  • Queso crema
  • Cebolla de verdeo
  • Espinaca
  • Caldo de verdura Lucchetti (2 cubitos)

Preparación:

Se cortan las zanahorias en rodajas de medio centímetro y se las cocina en un wok con base de aceite de oliva. Retirar cuando estén tiernas.

Se hacen los morrones asados (al horno o sobre hornalla). Retirar cuando la piel se separe. Quitarle la piel y las semillas.

100_4069

Se cortan las papas en rodajas de 3 cm. Se las deja con cáscara. Se ponen las papas en agua hirviendo con abundantes hojas de laurel (6 hojas o más). Retirar las papas y el laurel de la olla.

100_4071


En una bandeja, asar las cebollas en el horno (con cáscara). Al retirar, pelar la cebolla y cortarla en trozos grandes.

100_4073

Se cortan los tomates en cubos de 2 cm y se los cocina en una sartén con base de aceite de oliva. Retirar cuando el tomate comience a hacerse puré. Agregar azúcar para quitarle la acidez. Sal a gusto.

Licuar el puré de tomate con los morrones. Agregar tomillo (bastante), comino y romero (no tanto). Agregar una cucharada de aceite de oliva.

100_4072

En una olla con base de aceite de oliva, cocinar el pescado con la cebolla de verdeo picada. Si es un pescado de río, quitar el exceso de grasa líquida que despida.

Finalmente, en una olla bien grande colocar la salsa de tomate, las papas con las hojas de laurel, la zanahoria, la cebolla asada y el pescado con cebolla de verdeo.

100_4076

Calentar todo mientras se revuelve (sin deshacer la papa o el pescado).

Servir en cazuelitas (sin acompañamiento).

100_4078

Acompañamiento

100_4075

Hervir el arroz

Calentar el queso crema con una base de agua (muy poca) y agregarle los calditos.

Picar cebolla de verdeo y espinaca y agregar todo a la salsa de queso crema.

Se sirve el chupín y el acompañamiento en plato.

Y aca les dejó fotos que certifican que todavía podemos vivir como se nos plazca.


ibicuysunrise


IMG_3632

IMG_3641

IMG_3630

100_4089

100_4087

100_4095

jueves, 27 de septiembre de 2007

Depiladita perfecta

Para los muchachos y las muchachas.

Excusas felices

El pasado fin de semana oficié de anfitrión y preparé una comida para el acérrimo grupo de amigos y respectivas cónyuges y/o concubinas.

El evento gastronómico se desarrolló con total normalidad salvo la inasistencia de uno de los comensales que durante la semana previa había confirmado su participación por correo electrónico.

Esta semana envié un correo electrónico (con copia al grupo) comentándole al inasistente que lo habíamos esperado y que lamentábamos su ausencia, a lo que mi amigo respondió ingenuamente que no había recibido la invitación porque cambió de chip de celular. Había hecho caso omiso a su confirmación por correo electrónico. A esto respondí que su excusa era incongruente con lo acontecido y copié la confirmación de su mail. Increíblemente, mi amigo leyó muy rápido y no vio la copia adjunta con los propios caracteres que corroboraban que había recibido y confirmado la invitación. Para esto ensayó una segunda y peor excusa:

“nop, no vi ningún mail... por ejemplo, aquí contesto porque estoy en la casilla de gmail, la de hotmail, no la vi en todos el finde...”

A esto, otro amigo comensal que recibió la copia, decidió apiadarse de la ingenuidad del inasistente y explicó: “Al pie de la página está pegada tu propia confirmación”

Al ver como su moral se derrumbaba como el busto de Lía Cruset con el correr de los años, el inasistente admitió:


“N´serio????? si, si lo admito, estoy jugandome en contra. prometo mejorar”

Pero la avalancha de excusas continuó toda esta semana y provino de toda clase de ámbitos y personas.

El martes por la mañana debía encontrarme con alguien pero 7 a.m. recibí un mensaje de texto que anunciaba:

“Mi mamá está descompuesta. No sé si voy a trabajar."

Y al día siguiente otra persona que debía acudir a mi domicilio adujo:

“Hoy amanecí con fiebre así que vamos a suspender.”

La catarata de negativas me hizo pensar en la posibilidad de solicitar una intervención quirúrgica para que me cambien la cara de boludo o por lo menos para disimularla y pedir una como la de “Adrián Suar”.

Después, pensé en todos los boludos triunfadores y decidí enfrentar la vida con la cara que me tocó en suerte. Pero pasé a replantearme el tenor de las excusas recibidas. ¿Por qué siempre necesitamos ofrecer como excusa hechos desgraciados y trágicos?

Por ejemplo, mi amigo podría haber dicho sabiamente y para la alegría de todos:

“Perdonen muchachos, mi novia se clavó una tanga infernal y compró juguetes sexuales para estrenar.”

La segunda excusada podría haberse sincerado y dicho:

“Quiero dormir y desayunar tranquila. Aprovechá vos también.”

Y la tercera:

“No voy ni a palos. Por hoy, prefiero jugar con mi hijo."

Así que decidí ofrecerle al lector otras excusas desgraciadas a reemplazar por hechos agradables:

“Murió mi perro/gato/tritón" debe reemplazarse por “Llevé a mi perro/gato/tritón a reproducirse con alguien de su especie"

“Tengo un examen" debe reemplazarse por “No me pienso perder esa fiesta”

“Mi novia/mujer se sentía mal” debe reemplazarse por “Mi novia/mujer quería murra y hacer cucharita”

“Estoy enfermo” debe reemplazarse por “Trabajen sin mí tres horitas. Pienso dormir hasta el mediodía”

“Se me rompió el auto” debe reemplazarse por “Mi hijo juega la final y no me la pienso perder"

“Mi suegra se atragantó con un hueso de pollo” debe reemplazarse por “Mi suegra se atragantó con un hueso de pollo. El pollo está bien”

“Tengo que trabajar este fin de semana” debe reemplazarse por “Me voy a la quinta con mi flia y nos vamos a morfar un asado kilométrico”

“Murió el tío del primo de un amigo” debe reemplazarse por “Salgo con una mina/chabón (o cualquier otra preferencia)”

“Tengo que ir al dentista” debe reemplazarse por “Me voy al masajista"

"No puedo jugar. Me esguincé" debe reemplazarse por "Esta noche como helado y me quedo mirando tele"

Como reflexión final les dejo lo siguiente:

¿Qué sucedería si pusiésemos como excusa hechos que son objeto de felicidad o placer?

¿Será que la felicidad de los demás está mal vista?

Get this widget | Track details | eSnips Social DNA


Para quienes gustan del grunge de los 90s, escuchen "No excuses" de Alice in Chains y sean felices.



miércoles, 26 de septiembre de 2007

Mi verdulero me miente

Me di cuenta cuando leí la declaración de Alberto Fernandez. Ahora caigo en la cuenta de que mi almacenero también me miente. Y el kioskero. Y el chino, también. Y el cajero del hipermercado. Y ahora que lo pienso, el veterinario también me cobró más caro el alimento del gato. Y la de la dietética me fajó cuando le compré el arroz Yamaní.

Me parece que en el barrio me ven la cara.

Aquí les dejo la noticia que me hizo caer en la triste reputación que ganá entre los comerciantes del Abasto.

Alberto Fernández reiteró que "en la Argentina no existe la inflación"

En medio de las críticas de la oposición al Gobierno por la suba de los precios, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, reafirmó esta mañana su concepto de que "en la Argentina no existe inflación".

"Other Quotes Sponsored by Ginebra Bols"

LA CASA ESTÁ EN ORDEN” (RAÚL)

"NUESTRA PREOCUPACIÓN ES QUE NO QUEDE UN SOLO POBRE
EN LA REPUBLICA ARGENTINA..."(CARLOS I)

"AH, Y PARA LOS QUE TODAVÍA NECESITAN QUE SE LOS REPITA, CONMIGO UN PESO UN DÓLAR, CONMIGO UN PESO UN DÓLAR..." (FERNANDO)

EL ESTADO ARGENTINO SUSPENDERÁ EL PAGO DE LA DEUDA EXTERNA" (EL ADOLFO)

"QUIERO DECIRLES QUE VAN A SER RESPETADAS LAS MONEDAS
EN QUE HICIERON SUS DEPÓSITOS..." (EL CABEZÓN)

I want to rid the country of corruption and return our economic environment. NESTOR K

Hay que saber envejecer con dignidad Cristina Elisabeth

Diego Leonardi abandonó su proyecto musical para devenir en artista plástico.

Semanas atrás, Diego Leonardi, el ex-presidiario que participó de Gran Hermano 4 y que con tal de no trabajar sacrificadamente como el resto de los mortales reincidió no en el delito, sino en el reality Gran Hermano Famosos que dudosamente lo consagró ganador, había comentado que buscaría abrirse paso en el mundo de la música tropical. El pseudo-remisero de Ciudadela había indicado que antes de ingresar a Gran Hermano Famosos ya tenía listos cinco temas y que, en las siguientes semanas, continuaría preparando su desembarco como bailantero.

Sin embargo, parece que su carrera de cantante fue efímera. Hace instantes, Leonardi dijo que sorprendentemente encontró en la pintura su verdadera vocación y que antes de ingresar al reality, ya tenía una prolífica obra pictórica. Según comentarios, la casa Christies estaría interesada en el talento artístico de Leonardi y planearía realizar una subasta de sus obras.

¿Leonardi será el nuevo Leonardo?

Chango Glamour
Algunas de las obras

1. Madre



2. Visita higiénica

3. La muerte de los vigi

4. Pensar en Nancy




Las 7 diferencias


Respuestas

1. Copito era querido por todos.
2. A Copito lo vendieron por 15.000 pesetas. Carlos se vendía por lo que venga.
3. Si no estuviesen en cautiverio, los 21 hijos de Copito conocerían la forma de obtener alimentos por sus propios medios. Los 4 de Carlos, no.
4. Se estima que Copito tenía unos 39 años que traducido a escala humana podrían ser más de 80 años. Carlos tiene 77 pero creo que tiene 39.
5. Copito pasó casi toda su vida en cautiverio. Carlos, sólo algunos días de arresto domiciliario en una quinta en Don Torcuato.
6. Copito ha sido siempre el líder de su grupo, que en los últimos tiempos incluía a una de sus hijas, Virunga, a una hembra joven procedente de un decomiso, Coco, y a sus nietas Nimba, Batanga y Muni. A Carlos lo llaman Zulema, Zulemita, Cecilia y Carlitos Nair para exigirle que les tire unos mangos.
7. Copito siempre se ha apareado con hembras no albinas. A Carlos le encantan las rubias.

Chango Glamour

domingo, 23 de septiembre de 2007

Marcel Marceau


A los 84 años, murió ayer (22 de septiembre) Marcel Marceau, quien fue considerado el mejor mimo del mundo.
Me pregunto cuáles fueron sus últimas palabras.


Les dejo un temita llamado "Marcel Marceau" que hacíamos con el grupo Más que humano.

Get this widget | Track details |eSnips Social DNA

martes, 18 de septiembre de 2007

sábado, 15 de septiembre de 2007

Adivina, Adivinador (Amenaza, Amenazador)

¡Hola, amigos! Mi nombre es Eduardo Duhalde y seguramente me recordarán de otros episodios como “Boicotenado a Carlo”, “Argentina paraíso narco”, “Chiche no es Evita, pero casi”, “Saqueo y choripán”, “Volteando a chupete”, “Mi kioskito en Uruguay” y “No conozco a Kaisser Soze”.



Hoy, ya casi retirado de la turbiedad de mis maniobras políticas, les traigo un nuevo acertijo para que sigan temiendo en su accionar:

"Que los que vayan a gobernar no sean ciegos"



Los dejo pensando la respuesta al acertijo mientras escuchan a dos ciegos copados que no hacen política...

Get this widget | Share | Track details


Get this widget | Share | Track details



Un saludo desde Uruguay.

"El cabezón"
(Chango Glamour sos boleta)



martes, 11 de septiembre de 2007

Chicas cosmo / Chicas morci

Chica cosmo, argentina, recepcionista bancaria de silueta magra, estilizada pero sin grandes exhuberancias, lucía traje ejecutivo de extrema delicadeza, color crema. Llegó 45 minutos tarde a su clase de inglés porque se quedó dormida, pero a su profesor le dijo que tuvo problemas de transporte. En el apuro olvidó maquillarse y eso la delató. La chica no habla inglés pero su padre gerente de una multinacional le recomendó que aprenda la lengua anglosajona para unirse a las filas de esa corporativa. El profesor se aburre porque debe sacarle frases de conversación con tirabuzón. La alumna lo aburre. Entre los pasatiempos de la joven se encuentran las fiestas de música electrónica y las visitas a los paseos de compras. No mira TV, prefiere leer. Lee de todo, pero no retiene mucho. Cambió de carrera dos veces. Ahora estudia derecho. Trabaja mucho y tiene poco tiempo. Los domingos duerme todo el día. No tiene novio.

El señor termina su clase mutilada por la impuntualidad. Por unos instantes sale a la vía pública pero rápidamente se sumerge en las entrañas del metro. Desciende las escaleras con dificultad ya que una jauría de ejecutivos arremete hacia la superficie con la ferocidad del cancerbero. En el pasillo del subterráneo, un vendedor de paraguas se abraza triunfante al oportunismo meteorológico.

El señor sube a la unidad pero no se sienta. Piensa si el aburrimiento que le produce su alumna es recíproco. Se desocupan más asientos pero como su viaje es corto no se sienta. En realidad se recuesta sobre un costado del vagón. El bolso con lo libros y el grabador le pesan. El vagón se detiene, se abren las puertas y se asoma un imponente escote. La vista del señor recorre al resto de la propietaria del busto pero se desilusiona al ver que la anatomía de la señorita tiene cierta resemblanza a la del matambre. El señor ve que arriba del escote hay una cara que lo mira a los ojos sin inhibición y con cierta ostentación que lo incomoda. Otras compañeras escoltan al escote generoso. Dos de ellas se sientan de un lado junto al matambre y otra última opta por el asiento de enfrente. En la fila de tres señoritas se sientan el matambre, una joven muy maquillada y otra que no deja de masticar chicle. El matambre está sentado a escasos metros del señor que deja de encontrar atractiva la exhuberancia del escote. Prosiguen la conversación que quedó trunca sólo durante el instante en que escogieron los asientos. El matambre posee el caudal de voz de una cantante lírica.

Matambre: ¿Che y vos no tenés ni novio ni marido?

Maquillaje: No, nada, nada. Estoy sola.

Matambre: ¿Pero un cuerito no tenés? ¿Cómo no vas a tener?

Maquillaje: Si, un cuerito sí.

Matambre: Ahh, esta tonta no tiene nada de nada. Ni un cuerito. (Mira a la joven solitaria que se sentó frente a sus compañeras).

Solitaria: No, no tengo. Me agarro un cuerito pero cuando voy a bailar nada más.

El señor siente una mezcla de ternura y risa que trata de contener. El rostro de la señorita es poco agraciado.

Matambre: No, pero vos te tenés que buscar un cuerito fijo, alguien para verse en la semana.

Solitaria: Es que están todos casados. Tiene que ser uno que no esté casado.

El señor piensa: ¡Qué pretenciosa!

Maquillaje: Vos te los buscás con anillo. Buscate uno que no tenga anillo.

Matambre: Yo te quise presentar un despachante pero vos no quisiste.

Solitaria: Ah, sí, claro. Me mandaste al frente, después si me encontraba con el chabón vos le ibas a decir "está es mi amiga de la que te hablé". Ja, ja, ni loca, es un bajón.

El señor piensa: “son promotoras de perfume. Imitación de la imitación deben promocionar.

Matambre: Yo te lo presentaba, ahora si vos tenés vergüenza es otra cosa. Por lo menos, lo tenías de cuerito.

El subte se detiene en la estación Pueyrredón y las cuatro promotoras de perfumes de segunda marca se ponen de pie y bajan de la unidad. El señor ahora se percata de que la señorita notoriamente maquillada luce un pantalón color rosa chicle que enfunda ostentosas caderas y glúteos, y que junto a la delgadez de la señorita le daban la apariencia de una hormiga.

El señor concluye “Buenos Aires es una ciudad de contrastes”.


viernes, 7 de septiembre de 2007

Camalotes de papel


Todos alguna vez oímos decir que la música tiene la facultad de transportarnos a determinadas situaciones. Hoy 7 de septiembre lo comprobé una vez más cuando escuché al oriental Alfredo Zitarrosa interpretando "Diez décimas de saludo al pueblo argentino". La letra de su milonga parece premonitoria y me hizo pensar automáticamente en lo ocurrido el pasado 29 de agosto, cuando se inauguró el puerto de las papeleras, o como prefieren llamarle otros con criterio técnico, las “pasteras”. En realidad, lo que produzca ese monstruo industrial, ya sea papel, pasta de celulosa o pirulines, es lo que menos viene al caso.
Lo importante es el inminente atentado ecológico que paralelamente producirá esta industria montada en un lugar cuyas condiciones naturales no hacen propicio el desarrollo de esta actividad. Creo que eso es lo que defienden los asambleístas de Gualeguaychú. Cabe aclarar que frente a esta problemática, no se está poniendo en juego ningún valor de necio patriotismo, lamentablemente uno de los principales estandartes de los uruguayos que apoyan el emprendimiento de la multinacional. Sí, si ¡qué absurda suena esta alianza entre patriotismo y multinacional! Si Artigas (tan citado por los uruguayos que hoy defienden a las papeleras) resucitase, se llevaría una profunda decepción y preferiría la profunda amargura del exilio. Por suerte, también existe una importante proporción de orientales que se percataron de la situación y apoyan la causa de Gualeguaychú.
Por mi parte, sigo expectante y con algunas esperanzas, las novedades del accionar de los asambleístas de Entre Ríos. Para ellos, mi apoyo desde la distancia y las palabras de Alfredo Zitarrosa para las dos orillas.

Get this widget | Share | Track details


Diez décimas de saludo al pueblo argentino (1974)

(Alfredo Zitarrosa)



Allá en mi pago hay un pueblo

que se llama no-me-olvides;

quien lo conozca que cuide

su recuerdo como gema,

porque hay olvidos que queman

y hay memorias que engrandecen,

cosas que no lo parecen,

como el témpano flotante,

por debajo son gigantes

sumergidos, que estremecen.



Mi pueblo es un mar sereno

bajo un cielo de tormenta:

laten en su vida lenta

los estrépitos del trueno.

Pudo engendrar en su seno

las montoneras de otrora

y cuando llegue la hora,

mañana, también podrá

clavar a su voluntad**

mil estrellas en la aurora.



No hay cosa más sin apuro

que un pueblo haciendo la historia.

No lo seduce la gloria

ni se imagina el futuro.

Marcha con paso seguro,

calculando cada paso

y lo que parece atraso

suele transformarse pronto

en cosas que para el tonto

son causa de su fracaso.




Mi pueblo no es argentino,

ni paraguayo ni austral;

se llama “Pueblo Oriental”

por razón de su destino.

Pero recorre el camino

de sus hermanos amados,

el de tantos humillados,

el de América morena

la sangre de cuyas venas

también late en su costado.




Mi pueblo no estuvo ausente

ni mucho menos de espaldas

a la trágica y amarga

historia del continente.

Fuimos un balcón al frente

de un inquilinato en ruinas

–el de América Latina

frustrada en malos amores–

cultivando algunas flores

entre Brasil y Argentina.



Pero mucho no duraron

las flores en el balcón

el rosquero y su ambición,

imprudente, las cortaron.

Y fueron las mismas manos

que arruinaron el vergel,

las que acabaron con él,

las que hoy muestran, codiciosas,

en vez del ramo de rosas

unas flores de papel.



No falta el bobalicón

nostálgico del jardín,

pero entre todos el ruin

es el que trajo al ladrón;

ése no tiene perdón:

si protegen sus ganancias

la decencia y la ignorancia

del pueblo, son sus amores;

no encuentra causas mejores

para comprarse otra estancia.




Ése sí no es oriental,

ni gringo, ni brasilero;

su pasión es el dinero

porque es multinacional.

Mentiroso universal

desde que vino Hernandarias,

piensa en sus cuentas bancarias

ponderando a los poetas

que hacen con torpes recetas

canciones estrafalarias.




Así pues no habrá camino

que no recorramos juntos.

Tratamos el mismo asunto

orientales y argentinos,

ecuatorianos, fueguinos,

venezolanos, cusqueños,

blancos, negros y trigueños

forjados en el trabajo,

nacimos de un mismo gajo

del árbol de nuestros sueños.



Y ahora reciban, señores,

un saludo fraternal;

dice mi Pueblo Oriental:

ya vendrán tiempos mejores.

Cifra de nuestros amores

poncho patria en el espanto

de mi pueblo y sus quebrantos

no les puedo conversar,

sólo les quise entregar

su corazón con mi canto.

martes, 4 de septiembre de 2007

Instrucción cívica

La señorita está dando la unidad didáctica “Animales”.

Esa tarde, Nicolás llegó a su hogar dispuesto a aplicar todo el conocimiento adquirido durante aquella jornada escolar y dijo:

- “Papá, vos sos un mamífero.”

- Sí, hijo. ¿Cómo sabés?

Nicolás continuó explayando su criterio de clasificación y encuadró en la misma categoría a distintos miembros del grupo familiar, compañeritos del jardín, vecinos y maestros.

Me pregunto en qué momento la sociedad le enseña a Nicolás otros criterios de clasificación de mamíferos como “negro cabeza”, “facho”, “boquetero”, “puto”, “laburante”, “dandy”, “garca”, “bolita”, “socio gerente”, “gato”, “tachero”, “pendeja”, “contador”, “dealer”, “turco”, “zurdito”, “fracasado”, “gallego”, “pastor”, “villero”, “malco”, “busca”, “degenerado”, “anoréxica”, "ganadero", “chino de mierda”, “falopero”, “adicto al trabajo”, “perra”, “cadete”, “traba”, "buchón”, “boludo”, “incogible”, “cliente”, “tumbero”, “nene de papá”, “yuta”, “rubia teñida”, “cornudo”, “ahorrista”, “tortillera”, “langa”, “explotador”, “veterana”, "patriota", “cajetilla”, “músico”, “judío hijo de puta”, “encargado”, “bisexual”, “ateo”, “represor”, “mujer golpeada”, “inmigrante ilegal”, “levantador de quiniela”, “patrón”, “cartonero”, “gorda petera”, “gente del interior”, “loser”, “fiestera”, “piquetero”, “personal trainer”, “sacerdote", “capitalista”, “histérica”, “paragüa”, “baboso”, “merquero”, “agente inmobiliario”, "operada", “puto”, “extraditado”, “burrero”, “turista”, “madre soltera”, “sindicalista”, “intelectual”, “eyaculador precoz”, “verdulero”, “diplomático”, “subversivo”, “morochita”, “deportado”, “botinera”, “manager”, “mucama”, “borracho”, “vieja chota”, “obsesivo", “soldado”, “peronacho”, "divorciada", “mala leche”, “famoso”, “indio bruto”, "compradora compulsiva", “inquilino”, “terrorista”, "bipolar", "consumista", “colectivero”, “juez”, “madama”, “nerd”, “chico de la calle”, “delegado”, “infeliz”, “extranjero”, “falso”, “peluquero”, “chorro”, “comunista”, “estafador”, "doña Rosa", “pedófilo”, “bonaerense”, “participante de reality show”, “lesbiana reprimida”, “empresario”, “careta”, "sadomasoquista", “suplente”, “primera dama”, “pajuerano”, “abstemio”, “gorila”, “hueca”, “drogón”, “bancario”, “violador”, "empleado de hipermercado”, “impotente”, “punga”, “traidor”, “refugiado”, "depresivo", “copera”, “militante”, “cajero”, “chilote”, “arbolito”, “motoquero”, "alcoholica", “violeta”, “salame”, “gay no asumido”, “franquero”, “brazuka”, “trola”, “consultor”, “serrucho”, “fiolo”, “huérfano”, “magnate”, “transexual”, “neoliberal”, “fumeta”, “abogado”, "frígida", “dueño”, “argentinos en el exterior”…

No surprises

Cualquiera sea nuestra cosmovisión, siempre recibimos señales divinas frente a inminentes catástrofes.

Ojito...

100_3823