martes, 10 de julio de 2007

El acto inaugural

Imagino el siguiente texto creado por dígitos en impecable laca bermellón pertenecientes a la ineficiente secretaria de turno de algún político de vitalicia presencia en las listas sábana del justicialismo. Si bien la mecanografía no es una de las principales aptitudes de esta señorita, dicha falencia se ve ampliamente compensada por la admirable resistencia a la irrumación consuetudinaria a manos del portador del fuero.

El breve texto reza:

Por medio de la siguiente combinación de caracteres, doy por inaugurado el blog Morcipolitan.

Ahora imagino un acto proselitista:

A continuación, el Senador Irrumador procederá con el corte de la cinta inaugural.

Aplausos clientelistas.

Foto para prensa oficialista.

Himno Nacional Argentino.

Marcha peronista.

Los beneficiarios del plan clientelista regresan en micro escolar mientras disfrutan la típica delicia culinaria de origen porcino-bovino presentada en magistral corte mariposa y envainada en mendrugo con fecha de elaboración del día previo al acto.

El Senador Irrumador regresa en transporte aéreo privado acompañado de su secretaria y no sale de su asombro al ver que la señorita no presenta reflejos faríngeos. Dos miembros de la custodia intercambian miradas y sendos bigotes frondosos son el velo de reprimidas sonrisas cómplices.

Un clásico argentino.



PD: Mother should I run for president?

No hay comentarios: